Objetivo
 Material
 Secuencia
 Precauciones

imágenes



Objetivo
  • Conocer la presión en la aurícula derecha, para detectar posibles alteraciones en el volumen sanguíneo, el tono vascular y la eficacia del bombeo cardíaco.



Material

  • Suero salino.

  • Llave de tres pasos.

  • Sistema de medición de Presión Venosa Central (P.V.C.).

  • Escala graduada para toma de P.V.C.

  • Nivel.

  • Pie de goteo.



Secuencia

  • Identificar al paciente.

  • Informarle sobre el procedimiento a realizar.

  • Solicitar su colaboración, siempre que sea posible.

  • Preservar la intimidad del paciente.

  • El paciente debe tener colocado un catéter cuyo extremo esté situado en la vena cava superior o aurícula derecha.

  • Colocar al paciente en decúbito supino, salvo que esté contraindicado.

  • Preparación del sistema de P.V.C.:

  • Lavarse las manos.

  • Conectar el sistema de P.V.C. al suero salino.

  • Fijar la columna de medida de P.V.C. al pie de goteo.

  • Antes de conectar al catéter, purgar el sistema de P.V.C.:

  • Cerrando la llave que conecta suero / columna y abriendo la que conecta suero / paciente.

  • Cerrando la llave que conecta suero / paciente y abriendo la que conecta suero / columna.


  • Con el nivel, situar la columna graduada de modo que el punto cero, o el que tomemos como tal, quede a nivel de la aurícula derecha (línea media – axilar), quinto espacio intercostal del paciente.

  • Marcar esa línea con rotulador para utilizar el mismo punto de referencia en posteriores mediciones.

  • Interrumpir la perfusión que esté pasando por el catéter.

  • Poner en comunicación el catéter con la columna medidora de P.V.C.

  • Realizar la lectura de  la P.V.C. cuando la columna de líquido detenga su descenso, oscilando ligeramente. Si no oscilara, indicar al paciente que tosa o realice una inspiración profunda y comprobar si con estas maniobras hay oscilación, ya que es un criterio de buena transmisión de presiones y por tanto de fiabilidad del valor obtenido.

  • Realizar la lectura, ajustando la mirada a nivel de la escala, para asegurar la exactitud de la medida.

  • Reajustar las llaves de manera que se reanude la perfusión pautada.

  • Acomodar al paciente.

  • Lavarse las manos.

  • Anotar en la gráfica el valor de la Presión Venosa Central.



Precauciones

  • Si  el descenso de la columna líquida no es adecuado, comprobar la permeabilidad del catéter y que no tenga acodaduras o fugas.

  • Previo a la medición, verificar la ausencia de burbujas en el equipo.

  • Evitar al máximo las desconexiones del sistema, si se realizan se harán previo lavado de manos.

  • Cambios del sistema según normas de Medicina Preventiva.

  • Verificar que la posición del paciente sea la misma en todas las mediciones y que se toma la misma referencia como punto 0.



Control de la presión venosa central
Manual de Técnicas y Procedimientos de Enfermería

sitemap