Objetivo
 Material
 Secuencia
 Precauciones



Objetivo
  • Evitar lesiones e infecciones que podrían llevar a la pérdida del miembro.

  • Proporcionar bienestar.



Material

  • Palangana con agua templada.

  • Jabón neutro.           

  • Manopla o esponja suave.

  • Toalla.

  • Solución hidratante.

  • Tijera y lima con punta roma.

  • Guantes no estériles.

  • Gasas y algodón.



Secuencia

  • Identificar al paciente.

  • Informarle sobre el procedimiento a realizar.

  • Solicitar su colaboración siempre que sea posible.

  • Preservar la intimidad del paciente.

  • Explicar al paciente la importancia del aseo diario de los pies y su observación.

  • Colocarle en posición cómoda.

  • Lavarse las manos y colocarse guantes.

  • Observar detenidamente el pie, para detectar posibles lesiones.

  • Lavar el pie con agua templada y jabón neutro. Si el paciente puede introducir el pie en la palangana, no prolongar el baño más de 5 minutos.

  • Secar escrupulosamente el pie, sin frotar enérgicamente, poniendo especial interés en espacios interdigitales, para evitar maceración y/o infecciones por hongos.

  • Aplicar crema hidratante, sobre todo en talones, realizando un masaje suave. No dar nunca en espacios interdigitales.

  • Cortar las uñas y limar las puntas con la lima.

  • Quitarse los guantes.

  • Lavarse las manos.

  • Si existe úlcera curar según técnica del pie diabético y/o vascular.



Precauciones

  1. Si un dedo produce presión sobre otro, colocar una gasa interdigital para evitar úlceras.

  2. En enfermos encamados, almohadillar zonas de riesgo (talón y tobillo).

  3. Es muy importante comprobar la temperatura del agua antes de introducir el pie, ya que la sensibilidad está disminuida y podrían producirse quemaduras.

  4. Durante todo el procedimiento se debe enseñar al paciente y familia las medidas de autocuidado a llevar a cabo:

  • En pacientes deambulantes, insistir en:

    • La elección de calzado cómodo.

    • La importancia de proteger los pies del frío.

    • La importancia de no caminar descalzos.

  • Hidratación diaria de la piel.

  • Emplear calcetines de algodón.

  • Ante cualquier enrojecimiento, callosidad, uñas gruesas y quebradizas acudir al podólogo, advirtiéndole que es diabético.



Higiene de los pies en pacientes diabéticos y con problemas vasculares
Manual de Técnicas y Procedimientos de Enfermería

sitemap