Objetivo
 Material
 Secuencia
 Precauciones
 Cuidado posterior

Retirada del catéter

 Material
 Secuencia



Objetivo
  • Canalizar una vena periférica con fines terapéuticos y/o diagnósticos.


 
Material

  • Batea.

  • Compresor.

  • Guantes.

  • Solución antiséptica.

  • Gasas.

Extracción sanguínea.

  • Gasas.

  • Portatubos (tipo vacutainer) y palomilla.

  • Tubos para obtención de muestras etiquetados.

  • Esparadrapo.

Inserción de un catéter.

  • Catéter venoso periférico.

  • Sistema de perfusión, llave de tres pasos y solución parenteral prescrita.

  • Jeringa estéril.

  • Ampolla de suero fisiológico.

  • Apósito estéril.

  • Esparadrapo hipoalergénico.

  • Material de sujeción (vendas, férula,...).



Secuencia

  • Comprobar datos del paciente, fármaco, dosis, vía de administración y pauta prescrita.

  • Lavarse las manos.

  • Preparar el material y la solución prescrita, rotulándola.

  • Identificar al paciente.

  • Informarle sobre el procedimiento a realizar.

  • Solicitar su colaboración siempre que sea posible.

  • Preservar la intimidad del paciente.

  • Seleccionar la vena a canalizar.

  • Colocar al paciente cómodamente, situando la extremidad en la que se vaya a realizar la punción, de forma que quede apoyada y permita un fácil acceso.

  • Colocar el compresor a una distancia de 8 a 10 cm por encima de la zona de punción.

  • Dilatar la vena.

  • Ponerse los guantes.

  • Limpiar y desinfectar la zona de punción, con la gasa impregnada en solución antiséptica y en sentido circular de dentro hacia fuera.

  • Dejar actuar el antiséptico, al menos, durante 30 segundos.

  • Desinfectar los dedos de los guantes para palpar la zona de punción, impregnando los mismos con antiséptico y dejando actuar durante 30 segundos. Repetir la desinfección cada vez que se vaya a palpar.

  • Fijar la piel de la zona de punción con la mano no dominante.

Extracción sanguínea.

  1. Introducir en la vena la palomilla, conectada al portatubos, con el bisel hacia arriba formando un ángulo de 15 º - 30º.

  2. Introducir el tubo correspondiente en el portatubos, presionando con el pulgar, para obtener la muestra de sangre.

  3. Retirar el compresor durante la extracción sanguínea.

  4. Retirar la aguja con la mano dominante y con la otra mano presionar con un pequeño apósito en el lugar de punción, manteniendo el brazo extendido.

Inserción de un catéter.

  1. Introducir el catéter con el bisel hacia arriba con un ángulo de 15º– 30º.

  2. Soltar el compresor.

  3. Una vez iniciada la canalización retirar el mandril a la vez que se introduce el catéter.

  4. Aplicar de nuevo el antiséptico en el punto de inserción.

  5. Fijar el catéter colocando un apósito estéril.

  6. Conectar al catéter el sistema de perfusión con la llave de tres pasos, una vez purgado con la solución prescrita y tras comprobar que la vena está bien canalizada.

  7. Fijar el sistema de perfusión a distancia con esparadrapo.

  8. Colocar férula e inmovilizar miembro, si fuese necesario.

  • Retirar el material utilizado.

  • Acomodar al paciente.

  • Quitarse los guantes.

  • Lavarse las manos.


Precauciones
  • Se deben utilizar siempre guantes y cambiarlos tras realizar la canalización a cada paciente.

  • Evitar canalizar una vena en miembros con disfunciones motoras, vasculares, lesiones, inflamación, fístula arterio-venosa, etc.

  • Elegir la vena dependiendo del tratamiento a administrar y la movilidad funcional que se le pueda permitir al paciente.

  • Elegir las venas de mayor calibre de la zona distal del antebrazo no dominante, siempre que sea posible.

  • El catéter será siempre de un calibre inferior al de la vena.

  • No canalizar extremidades inferiores, si es posible.

  • No canalizar una vía que se haya utilizado previamente.

  • Si al comprobar la permeabilidad de la vía no refluye sangre, inyectar lentamente de 2 a 3 c.c. de solución salina. Si se aprecia alguna resistencia o el paciente se queja de dolor, se debe suspender la técnica y cambiar la vía.


  Cuidado posterior

  • Vigilar diariamente -sin levantar el apósito- la zona de canalización de la vía para detectar signos de extravasación, infección, etc.

  • Lavarse las manos y utilizar guantes antes de realizar cualquier manipulación.

  • Cambiar el apósito del punto de inserción sólo cuando esté manchado o despegado, en cuyo caso se debe aplicar una solución antiséptica y cubrir con un nuevo apósito estéril.

[Retirada de catéteres]
Material
  • Batea

  • Guantes

  • Gasas

  • Solución antiséptica

  • Apósito estéril

  • Ampollas de suero fisiológico


[Retirada de catéteres]
Secuencia

  1. Lavarse las manos.

  2. Identificar al paciente.

  3. Informarle sobre el procedimiento a realizar.

  4. Solicitar su colaboración, siempre que sea posible.

  5. Preservar la intimidad del paciente.

  6. Ponerse los guantes.

  7. Cerrar el sistema de perfusión.

  8. Despegar el apósito y esparadrapos de fijación, que se habrán humedecido previamente son suero fisiológico, si fuese necesario.

  9. Con la gasa impregnada en solución antiséptica presionar sobre la zona de inserción, a la vez que se va retirando suavemente el catéter.

  10. Si fuese necesario, mantener presión con gasa seca.

  11. Colocar apósito estéril.

  12. Retirar el material utilizado.

  13. Acomodar al paciente.

  14. Quitarse los guantes.

  15. Lavarse las manos.



Canalización de una vía venosa periférica
Manual de Técnicas y Procedimientos de Enfermería

sitemap