Objetivo
 Material
 Secuencia
 Precauciones



Objetivo
  • Administrar fármacos con fines terapéuticos en el tejido muscular.



Material

  • Guantes.

  • Jeringas de 2, 5, 10 c.c.

  • Agujas para inyección I.M.

  • Agujas para disolver y extraer el medicamento de su envase.

  • Fármaco prescrito. (Órdenes de tratamiento).

  • Algodón.

  • Solución antiséptica.

  • Batea.



Secuencia

  • Comprobar datos del paciente, fármaco, dosis, vía de administración y pauta prescrita.

  • Revisar fechas de caducidad del fármaco.

  • Lavarse las manos.

  • Disolver el fármaco.

  • Extraer el fármaco del envase.

  • Cambiar la aguja para inyectar.

  • Identificar al paciente.

  • Asegurarse de que el paciente no es alérgico al fármaco prescrito.

  • Informarle sobre el procedimiento a realizar, así como de la zona seleccionada para la punción.

  • Solicitar su colaboración siempre que sea posible.

  • Preservar la intimidad del paciente.

  • Colocar al paciente en la posición adecuada: decúbito lateral derecho o izquierdo, si se inyecta en glúteo, y decúbito supino si se inyecta en el muslo.

  • Ponerse guantes.

  • Descubrir la zona de punción.

  • Desinfectar la zona de punción.

  • Introducir la aguja profundamente, en el cuadrante superior externo del glúteo, en un ángulo de 90º. En el cuadriceps o vasto externo, se introducirá en un ángulo de 60º-45º.

  • Aspirar antes de inyectar el fármaco. Si al aspirar sale sangre, retirar la aguja y volver a realizar el procedimiento en otro punto.

  • Inyectar el fármaco lentamente, salvo contraindicaciones.

  • Retirar la aguja, y presionar unos segundos la zona con el algodón impregnado en antiséptico, realizando un masaje de fricción.

  • Retirar el material utilizado.

  • Acomodar al paciente.

  • Quitarse los guantes y lavarse las manos.



Precauciones

  • Asegurarse que el paciente no es alérgico al fármaco prescrito.

  • Valorar adecuadamente la zona de punción para evitar lesiones nerviosas.

  • Utilizar técnica aséptica para evitar los abscesos.

  • No administrar en lugares inflamados, edematosos o irritados, así como en zonas con lunares, marcas de nacimiento, tejido cicatricial u otras lesiones.

  • Aspirar varias veces durante la administración del fármaco, para comprobar que la aguja no ha alcanzado un vaso sanguíneo.

  • Aumentar el tiempo de presión tras la punción en los pacientes con tratamiento anticoagulante, para evitar el sangrado. 

  • Ante una reacción alérgica, valorar signos y síntomas y notificar urgentemente al médico.

  • Establecer un programa de rotación de las zonas de punción, en aquellos pacientes que requieren un tratamiento prolongado.

  • Vigilar la aparición de hematomas.

  • Comprobar las condiciones de conservación del fármaco y la fecha de caducidad.



Administración de fármacos por vía intramuscular
Manual de Técnicas y Procedimientos de Enfermería

sitemap