Objetivo
 Material
 Secuencia
 Precauciones



Objetivo
  • Favorecer el proceso de granulación y cicatrización.

  • Prevenir la infección.

  • Promover el bienestar del paciente.

  • Valorar el proceso de curación.



Material

  • Paño estéril.

  • Gasas estériles.

  • Apósitos estériles.

  • Solución antiséptica.

  • Suero fisiológico.

  • Equipo de curas estéril.

  • Tijeras estériles y/o hoja de bisturí.

  • Tijeras no estériles.

  • Guantes estériles y/o no estériles.

  • Bolsa para residuos.

  • Esparadrapo hipoalergénico.

  • Productos de elección, según las características de la herida.

  • Empapador.

  • Equipo de retirada de suturas, si se requiere.



Secuencia

  • Identificar al paciente.

  • Informarle sobre el procedimiento a realizar.

  • Solicitar su colaboración siempre que sea posible.

  • Preservar la intimidad del paciente.

  • Lavarse las manos.

  • Colocar al paciente en la postura adecuada para realizar la cura.

  • Dejar descubierta, sólo, la zona en la que se va a realizar la cura.

  • Proteger la cama con el empapador, si fuera necesario.

  • Preparar el campo estéril, en una bandeja del carro de curas o en una mesa auxiliar.

  • Abrir el paquete de gasas y el equipo de curas, siguiendo una técnica aséptica y depositarlos en el campo estéril.

  • Retirar suavemente el apósito sucio, utilizando guantes no estériles, humedeciéndolo con suero fisiológico si fuera necesario. Doblar sobre sí mismo para que no contamine y depositar en la bolsa de residuos junto con los guantes.

  • Examinar cuidadosamente la herida y si notamos alguna variación en el aspecto de la misma (enrojecimiento, emplastamiento, dehiscencias o la aparición de un absceso) notificarlo al médico.

  • Ponerse los guantes estériles o no estériles, según el tipo de herida.

  • Con una pinza de disección y una de Köcher, doblar una gasa en cuatro, de forma que los extremos queden hacia dentro.

          HERIDA CERRADA

  • Impregnar la gasa con el antiséptico adecuado.

  • Limpiar suavemente, empezando en la parte superior de la incisión, de arriba hacia abajo, en un solo movimiento. Si la herida estuviera contaminada, limpiar siempre desde la zona limpia a la contaminada.

  • Desechar la gasa.

  • Repetir el mismo procedimiento hasta que la herida esté completamente limpia.

  • Secar la herida utilizando la misma técnica.

  • Aplicar algún tipo de pomada, si estuviera indicado en el tratamiento.

  • Si es herida limpia, se puede dejar al aire. Si no es así, proteger la herida con el apósito, evitando ser excesivamente generosos en la zona a cubrir.

  • Sujetar con gasa porosa o esparadrapo hipoalergénico, de manera que cubra el apósito y sobresalga del mismo 1 cm.

  • Utilizar malla tubular elástica si el paciente fuera alérgico a cualquiera de estos dos materiales y la herida lo requiriese, por su tamaño o situación.

  • Si el paciente es portador de un drenaje, siempre que sea posible, se mantendrá aislado de la herida y se limpiará en último lugar con suero fisiológico, de dentro hacia fuera. Secar sin friccionar, aplicar antiséptico en la misma forma y cubrir con un apósito estéril, evitando el acodamiento del drenaje.

  • Cuando esté indicado, se procederá a la retirada de suturas:

  • Retirada de puntos separados: Sujetar el punto con las pinzas, tirar de él hacia fuera para que la porción de hilo que está por debajo quede visible. Cortar por debajo del nudo el cabo más cercano a la piel. Cada punto se extrae suavemente, sujetando la piel al mismo tiempo con la otra mano, para evitar la tracción y molestia al paciente.

  • Retirada de sutura continua: Movilizar ambos extremos de la sutura. Cortar uno de los extremos y tirar del otro suavemente, sujetando la piel al mismo tiempo con la otra mano, hasta que salga todo el hilo de la sutura.

  • Retirada da grapas: Enganchar la grapa por su centro con el extractor de grapas, presionando hasta el fondo en un solo movimiento. La grapa sale sola enganchada en el extractor.

  • Retirada de agrafes: Proceder de la misma forma que para la retirada de grapas con el quita agrafes.

  • Volver a limpiar la incisión con antiséptico.

HERIDA ABIERTA

  • Impregnar la gasa con suero fisiológico y limpiar suavemente la piel de alrededor.

  • Desechar la gasa y secar sin friccionar.

  • Irrigar la herida con suero fisiológico, si existe exudado o supuración.

  • Limpiar la herida con gasas impregnadas en antiséptico, en sentido circular, desde dentro hacia fuera.

  • Secar correctamente con gasas estériles, utilizando la misma técnica.

  • Aplicar el producto que esté indicado, según las características de la herida.

  • Colocar un apósito estéril.

  • Retirar el material utilizado.

  • Acomodar al paciente.

  • Quitarse los guantes.

  • Lavarse las manos.

  • Registrar el tipo de cura realizada y la evolución de la herida.

 



Precauciones

  • Procurar la máxima analgesia y bienestar del paciente durante la realización de la cura.

  • En heridas cerradas, no quitar costras duras existentes, ya que se podría arrancar tejido epitelial renovado.

  • En caso de úlceras por presión (UPP), revisar protocolo de cuidados del paciente con UPP.


 

Cura de heridas
Manual de Técnicas y Procedimientos de Enfermería

sitemap